A la venta: El Anárquico N°3

port-3Periódico El Anárquico N°3

El asunto de la cárcel no es para nada un tema sencillo, ya que la lógica de castigo que esta ha impuesto se encuentra sedimentada en lo más profundo del terreno social en el cual diariamente nos movemos. Para la mayoría de la gente la cárcel es un lugar donde se encierran a quienes representan un peligro para la sociedad, esa de la cual ellos son parte y cuyos beneficios les son agradables.

Sin embargo, basta ir sólo un poco más allá y preguntarse el porqué de la existencia de los presos y las cárceles. En realidad, usando un poco el sentido común pareciera ser fácil darse cuenta de que este sistema está realmente enfermo y que esa enfermedad suele esconderse ¿Dónde? Pues en las cárceles, allí donde van todos quienes esta sociedad desecha para que la otra parte pueda olvidarse de ellos y respirar tranquilamente como si nada tuvieran que ver con los miles de cuerpos hacinados tras las rejas.

Por otra parte, es necesario tener en cuenta que la cárcel siempre ha servido como un método para controlar a los rebeldes, encerrando y aislando a quien se atreva a levantar demasiado la voz y actuar contra el orden establecido. No estaría demás recordar a los miles de presos y presas políticos que, a través de la historia, han pasado por una celda. Es en ellos donde más se evidencia la ideología de la cárcel, pues lo que se encarcela en ellos no es sólo su cuerpo, sino también sus sueños, sus ideas y proyectos revolucionarios, los cuales no atentan más que contra el orden capitalista.

La sociedad carcelaria es una forma de organización de la vida, regida por determinadas leyes, sistemas económicos e instituciones para ordenar y controlar todas las expresiones de quienes viven bajo el dominio de su lógica. Al violar las normas de este tipo de sociedad se tiene en última instancia la posibilidad del castigo materializado en la cárcel, la violencia y también la muerte.

Esto en las últimas décadas ha sumado el avance frenético de la tecnología que reproduce el sistema panóptico, materializando la vigilancia a nivel cotidiano en la vida de todos quienes habitan los territorios del capital.

Nosotros como ácratas creemos que al tomar una posición dentro de la sociedad siempre se asumirán las consecuencias de ello, sobre todo si aquella posición es contraria el orden impuesto y las lógicas dominantes. Si nuestra posición es la de la resistencia y además la confrontación al sistema capitalista y la autoridad, como es el caso, claramente el camino se vuelve difícil, ya que sabemos por experiencia que el Poder no escatima gastos para acabar con sus enemigos tanto ideológicos y físicos.

Es debido a lo anterior que el problema carcelario surge con frecuencia en las temáticas y planteamientos de quienes se consideran a sí mismos como anarquistas, ya que esa es la forma en que el Estado suele neutralizar más frecuentemente a quien no está de acuerdo con su autoridad. De esta forma hemos aprendido a ver nuestra lucha, algo similar a una cuerda floja que vacila entre terrenos prohibidos y sueños hermosos.

Por lo mismo constantemente surgen iniciativas que buscan agitar las ideas en contra de la cárcel y criticar este nefasto método de control social de diversas formas y también con distintos trasfondos. Durante este mes son varios los llamados a manifestarse contra la sociedad carcelaria, los encarcelamientos de compañeros, las cartas y comunicados de presos y, en fin, los gestos que demuestran que existe una constante tensión dentro y fuera de las murallas.

En este número hemos querido abordar la temática de la cárcel, obviamente sin dejar de lado otros temas de interés. Nuestra motivación es contribuir a difundir aquellos gestos anticarcelarios que se han concretado en el último tiempo, así como poner sobre la mesa una temática que nunca debe olvidarse. Abajo los muros de las prisiones y que los pájaros vuelen en las más impredecibles direcciones.

En el próximo número, publicaremos un artículo sobre la huelga de hambre que están llevando adelante los compañeros de la Conspiración de Células del Fuego (CCF) y la represión que afecta a su entorno solidario.

Finalmente, saludamos la convocatoria a jornadas solidarias, propuesta por los compañeros en prisión, del 10 al 20 de abril, como también la salida en libertad del compañero Diego Ríos.

Grupo Editorial de El Anárquico
Abril 2015.

Indice:

  • Editorial: Abajo los muros de las prisiones
  • El sistema carcelario y su contexto neoliberal
  • La decision debe ser siempre nuestra
  • Yo conocí a un combatiente – Palabras de un compañero de universidad de Eduardo Vergara
  • Muros – Breve biopsia del encierro
  • Trapos rojos – La verdad detrás del golpe de estado en Venezuela –
  • Caminando contra la sociedad carcelaria – Sobre la cárcel, el abuso y la resistencia

Mas articulos, comunicados y breves reseñas en el interior.

Materia: Miscelaneo
Formato: Periódico
Editorial:
El Anárquico
Año: Abril del 2015
Contacto: elanarquico[a]riseup.net
Numero
: 3
Precio: $200
Descargar:
Aquí
12 Paginas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s