Recomendación del Mes: Ante las condenas de la justicia militar y la necesidad de destruir la inquisición democrática

Ante las condenas de la justicia militar y la necesidad de destruir la inquisición democrática: Llamamiento anárquico de solidaridad con el prisionero Marcelo Villarroel.

Por: Biblioteca Autónoma Sante Geronimo Caserio

Si en la década de los 80 en Chile,  muchos de nosotrxs  por razones etarias estábamos muy lejos aún de los caminos de la revuelta, el compañero Marcelo Villarroel, en tanto, ya transitaba ese andar revolucionario en un contexto de resistencia frente a una de las dictaduras más sangrientas y cruentas de América Latina: siendo muy joven ya participaba de acciones de propaganda armada de la mano del Mapu-Lautaro forjándose en un camino de acciones subversivas que lo haría transitar la prisión política, vivir y resistir la tortura, la muerte de compañerxs, y, en definitiva, ser reconocido y declarado como un enemigo del Estado, esto tras la certeza que tuvo el poder de que su postura y práctica revolucionaria no estaba sólo delimitada a un contexto histórico particular sino que se trataba de una decisión de vida. Así, en este marco, fue condenado en los años 90 a estar preso hasta el año 2043, por la realización de una serie de acciones muy bien detalladas en el texto, y con la clara determinación de apagar su rebeldía, esos al menos fueron los planes del poder. Pero para quienes deciden vivir su vida en autonomía y con miras a sostener un combate permanente en la lucha por la libertad, truncar esos planes es también razón más que suficiente para rebelarse.

Ese continuo de rebeldía es lo que nos lleva finalmente a encontrarnos en algún punto de este camino de subversión con el compañero, entendiendo que él no se sostiene simplemente en un pasado de lucha, lo que bastaría como motivo para respetar su propia historia, sino que más importante aún, reconociéndolo en afinidad hoy, en tiempo presente, en la idea y práctica autónoma y anárquica, por las reflexiones, tensiones y decisiones tomadas, por seguir porfiada e incansablemente a pesar de los años, porque la declaración de guerra no fue momentánea, sino que se mantiene y reafirma constantemente: no se trata de anécdotas, de recuentos de acciones y años que fueron mejores, se trata de la determinación diaria de seguir en un enfrentamiento cara a cara con el enemigo, sea cual sea el escenario, desde la multiplicidad de formas que se puedan escoger para guerrear. Se trata de las últimas acciones que decidió llevar a cabo aquellos días que estuvo en la calle, tras sortear más de 11 años de prisión, se trata de cómo decidió optar por el camino de la clandestinidad cuando la cacería del poder se desató en su contra, se trata de cómo ha resistido dignamente y en consecuencia el devenir de la prisión. Se trata de reciprocidad con su entorno solidario, con sus ganas de siempre aportar a distintas instancias de lucha, de reconocerse como parte de un entorno que aún a pesar de las tensiones, quiebres y subjetividades como muy bien él mismo ha señalado, sigue resistiendo por la vía de la autonomía y el combate a la autoridad, en permanente conflictividad.

El díptico que este mes decidimos recomendar entrega información que permite conocer al compañero Marcelo en su incesante andar subversivo. Nos relata los pasos que ha seguido a lo largo de los años, sus aportes a la lucha y la maraña jurídica con que el poder ha sabido sostener su venganza. Hoy Marcelo cumple ya casi 10 años en prisión desde que fuera detenido en el marco del caso Security, su condena fue a 14 años por expropiaciones bancarias. En esta línea el poder busca a través de la aplicación de sus leyes revivir la condena a más de 40 años a la que fue condenado por la Fiscalía Militar por acciones en los años 90, con la excusa de que quebrantó el beneficio otorgado. En este sentido,  estas pocas páginas permiten distinguir razones más que suficientes para entretejer aún más las redes de solidaridad, apuntando hoy en día a este objetivo que quizás es más inmediato y que sin duda está ligado al entramado judicial que es un escenario donde el poder sabe muy bien cómo desenvolverse; la idea entonces, es fortalecer de múltiples formas la exigencia que no se vuelva a revivir e imponer al compañero esta condena judicial pasada pues el afán sin duda es retrasar su salida de la prisión… tal como señala el texto, fijarnos esa meta no nos empequeñece.

La recomendación, finalmente, se hace con la convicción de que muchas veces no es necesario leer largos libros para encontrar afinidades políticas y prácticas que retroalimenten nuestras ganas de seguir aportando al desarrollo de la guerra social desde una crítica radical, esa que tiene por fin acabar con cada engranaje que legitima el poder y la autoridad en sus diversas representaciones.  La invitación es a leer y actuar, sin excusas, sin demoras, porque el pulso de la lucha no puede ser siempre impuesto por el poder: la urgencia para nosotrxs tiene que ser hoy, porque el compañero todavía resiste la venganza carcelaria que le han impuesto, porque falta aquí en la calle junto a nosotrxs,  y eso es razón más que suficiente para solidarizar.

Materia: Carcelario
Formato: Diptico
Año: 2018
Leer y/o Descargar: Aqui
16 páginas

Anuncios

Recomendación del Mes: Fuego en la cárcel de San Miguel

Fuego en la cárcel de San Miguel

Por: Biblioteca Autónoma Sante Geronimo Caserio

El 8 de diciembre del 2010 se produjo el incendio más grande de la historia carcelaria de este territorio denominado Chile. El ala sur del cuarto piso de la torre 5 ardió en llamas que alcanzaron entre 700° y 900° grados Celsius,  provocando una tragedia que dejó 81 personas muertas (66 presos que se encontraban encerrados en el cuarto piso sur y 15 presos que se encontraban encerrados en el cuarto piso ala norte). Todos pagando una condena judicial y social. Todos viviendo una realidad de encierro, reproduciendo una cultura carcelaria que se arrastra por siglos, sintiendo el ruido de las rejas y el cierre de los candados detrás de la mano del carcelero, todos los días. Intentando sobrevivir en un escenario marcado por el hacinamiento y las malas condiciones de higiene e infraestructura. Una selva…de cemento y fierros, donde las lógicas y prácticas sociales se exacerban.

Según el imaginario colectivo del ciudadano promedio, cada vez más arraigado, lo peor de lo peor se encuentra en la cárcel  y está bien que así sea si se trata de personas que han cometido algún delito. Peor aún, hubo quiénes el día del incendio y después, no dudaron en responsabilizar a los presos de su propia muerte, luego que se supiera que el inicio del fuego se produjo por una riña entre dos bandos al interior del cuarto piso sur. Seamos clarxs, efectivamente una pelea fue el inicio de la tragedia, sin embargo, ¿quién puede tener la autoridad moral para juzgar desde afuera lo que realmente sucedió ese día al interior de la torre 5? ¿Quién puede pretender entender las dinámicas carcelarias que surgen en el día a día del encierro, los conflictos y las riñas, si jamás ha estado encerradx?

Por otra parte, que el incendio se haya producido por una riña, ¿quita algún tipo de responsabilidad a quiénes perpetúan la cárcel como una institución correctiva idónea para enfrentar los conflictos que se producen al interior de una sociedad? Al contrario, si la causa más próxima del incendio fue una riña entre presos, la causa original que lo generó fue la decisión de encerrar, primero, y luego, que ese encierro incluyera a cerca de 2000 personas en un recinto que sólo tenía capacidad para 700. Imposible diluir la responsabilidad del Estado y de la sociedad “justiciera” en una pelea de dos  bandos de presos.

El libro que se recomienda, relata en detalle el incendio de aquella noche, el clima que había en la cárcel anterior a la pelea, cómo se dieron los hechos (a través de la reconstrucción que se hizo en el juicio contra los gendarmes)  y permite adentrarse no sólo  en la historia de algunos presos que murieron ese día, sino también en el funcionamiento tanto histórico como diario de la cárcel, y en específico, de la cárcel de San Miguel en ese entonces. Conocer a través del relato a quiénes vivieron y murieron ahí esa noche, la historia de sus familias, la incidencia que tuvieron lxs carcelerxs en la tragedia (que genera abierta contradicción debido a los esfuerzos de algunos de ellos por salvar la vida de varios presos), las reacciones de las autoridades, y en definitiva, saber cómo sucedió todo, permite comprender desde otra perspectiva la realidad carcelaria, que puede ser abordada, discutida y cuestionada desde distintas miradas de estudiosxs y expertxs, pero que al final de cuentas, siempre podrá ser criticada desde una sola postura: la imposibilidad de reconocer que una persona pueda ya sea pedir u ordenar el encierro de otrx sin ser responsable de coartar no sólo su libertad, sino también, en muchos casos, acabar con su vida. Por eso hablamos de 81 asesinados y no simplemente muertos.

Entender o reforzar la idea de que la cárcel es una de las instituciones a destruir si se pretende acabar con todo resabio de autoridad, es algo que este libro permite más allá del incendio en sí (no vaya a ser que cuando ocurran tragedias nos acordemos de esto y cuando el sistema funcione lo dejemos pasar, no). Y si bien, en ocasiones erróneamente para muchxs esta idea de “abajo las prisiones” puede parecer hasta panfletaria bajo el cuestionamiento que es imposible hoy por hoy destruir esta institución en una sociedad que pide cada vez más encierro y con un Estado cada vez más dispuesto a darlo, aun así podemos seguir afirmando la idea que en la búsqueda de la libertad, los pasos que cada guerrerx pueda dar implican un enfrentamiento con cada eslabón y/o engranaje que permite que esta realidad autoritaria se siga sosteniendo. Así lo entendió hace 9 años el compañero Mauricio Morales quién decidió de la mano de su acción atacar la Escuela de Gendarmería el 22 de mayo de 2009, quizás sin pretender con ello acabar con todo un gigantesco régimen carcelario, pero siendo consciente que su aporte anticarcelario desde el accionar anárquico era un paso más en la guerra contra toda autoridad y por la liberación total.

Así, que nuestra conciencia recoja hoy la historia de los 81 asesinados en la cárcel de San Miguel para sacarlos del olvido y para instar porque cada día la cárcel deje de ser legitimada y perpetuada,  parece ir de la mano con mantener viva en nuestra memoria insurrecta la vida rebelde del punky Maury.

Materia: Carcelario
Formato: Libro
Autor: Diego Gonzalez
Editorial: Via X
Año: 2016
152 páginas

Recomendación del Mes: Historia de Bandidos

dsc06099Historia de Bandidos
Del Cambio Messina a la Carboneria “El Buen Trato”

Por: Biblioteca Autónoma Sante Geronimo Caserio

El 18 de Octubre del año 2007 se produce un asalto bancario en la sucursal del Security, en pleno centro de Santiago, el que termina con el enfrentamiento -a balazos y en plena calle- entre lxs expropiadorxs y la policía. Muere allí el cabo 2° Luis Moyano, y comienza así una teleserie al servicio de lxs poderosxs que desata una cacería como pocas veces antes se ha visto. El Director General de Carabineros amenaza directa y televisadamente a lxs asaltantes, lo que hace entender en pocas palabras que no habrá ni juicio ni cárcel para ellxs… La muerte se pronostica como un mal augurio. La prensa señala a Marcelo Villarroel, Freddy Fuentevilla, Juan Aliste Vega y Carlos Gutierrez Quiduleo como los autores del atraco y la posterior balacera que deja al esbirro muerto, los que -y ante tanta represión- pasan a la clandestinidad. Posteriormente y con el correr de los meses, todos serán detenidos y encarcelados, algunos siendo extraditados incluso desde Argentina.

Luego vino el año 2010, el que no solo estuvo marcado por las detenciones del bullado Caso Bombas, sino que, en una jugada bastante torpe, la policía detiene a Patricio Gallardo y Alejandro Rodríguez acusandolos de asaltar un camión de valores de la empresa Prosegur en Septiembre del año 2009 en la comuna de Las Condes. A ambos, con pasado subversivo, se les vincula como financistas de grupos anarquistas que han perpetrado ataques explosivos. Un año mas tarde terminaran absueltos por la justicia burguesa.

A mediados del año 2013 se vuelve a producir un asalto bancario, esta vez en la comuna de Pudahuel, específicamente el banco Santander de Enea, el que, lamentablemente, terminara con 3 de los 4 expropiadores encarcelados tras una intensa persecución. En el grupo -especula la prensa- participan antiguos militante de la izquierda revolucionaria. Alejandro Astorga, miembro del MIR en Chile y encarcelado por acciones subversivas del MRTA en el Peru de los años noventa, junto con Jorge Mateluna y Rene Sanhueza, estos dos ultimos habrían pasado varios años en prisión por participar en el FPMR y haber colocado bombas respectivamente.

Terminando ese mismo año, el 11 de Diciembre, un grupo genera otra intentona, también en la comuna de Pudahuel. El Banco Estado de la Avenida La Estrella será el escenario donde caerá abatido el nihilista Sebastian Oversluij tras ser acribillado por el guardia de la sucursal con mas de 5 impactos de bala. El resultado es desmoralizante, como saldo quedan: dos detenidos, un muerto y la acción expropiadora en grado de frustrada.

Un año después y en un evento que no tendría aparente vinculación con el hecho anterior, muere el revolucionario Jorge Saldivia Espinoza, también en un intento de expropiación, esta vez a un camión de valores Brink’s. Jorge, conocido como el Wena Wena en el mundo carcelario fue un destacado cuadro operativo del FPMR quien paso varios años en la prisión. Al poco tiempo de salir en libertad cae abatido por los miserables custodios del dinero en la comuna de Maipu. En este caso también hay dos detenidos.

Quizás para muchxs estos eventos no tengan ninguna relación con este libro, y es verdad, en cierta medida no los tienen. Pero que el libro este ceñido en una época particular no significa que no guarde relación alguna con los hechos antes descritos. Es probable que el día de mañana nos encontremos con un libro similar, escrito por algún puto juez con ánimos periodístico-morbosos de sacar a la luz una historia de irreductibles expropiadores. Remontarse a la época del anarcobanditismo de los años 20′ en el Uruguay, o la Argentina próxima, es evocar el sueño esperanzado de creer que las utopías se pueden alcanzar, aunque sea por un medio violento como lo es la expropiación. Lo mismo cuenta para nuestra época.

Basado en el expediente judicial, el autor nos lleva por una indesmentible carrera que va entrelazando eventos, fechas y personas. Con una verdad contada por el grueso de la carpeta investigativa es inevitable no emocionarse con la historia de un puñado de fervientes compañerxs que llevaron sus convicciones hasta las ultimas consecuencias.

Materia: Carcelario
Formato: Libro
Autor: Gonzalo D Fernández
Editorial: Fundación de Cultura Universitaria
Año: 1993
408 páginas

Recomendación del Mes: El Expreso de Medianoche

maxresdefaultEl Expreso de Medianoche

Por: Biblioteca Autónoma Sante Geronimo Caserio

Basada en un libro autobiográfico del mismo nombre, es la historia real de Billy Hayes, un chico estadounidense quien se encuentra de vacaciones en Estambul, Turquía.

Billy, que como todo adolescente de su edad, no mide mucho las consecuencias de sus actos, desea llevarse consigo unos cuantos gramos de hachís (marihuana) a la mala en su regreso a Estados Unidos. Allí, en el aeropuerto de la capital turca, Billy es detenido y capturado por la policía, que, en medio de la histeria antiterrorista que azotaba la región, confundió al muchacho con un terrorista kamikaze que traería consigo una bomba adosada a su cuerpo.

Lo detienen en un amplio operativo y lo llevan hasta un Tribunal luego de varias negociaciones con la policía. Al cabo de unos cuantos meses lo terminan condenando a poco mas de 4 años de presidio efectivo. Su abogado apela a la Corte Suprema y esta corrige la condena por una aún mas severa: 30 años de presidio efectivo. Billy no lo puede creer, su vida acaba de irse a la mismísima mierda.

Alejado de sus seres queridxs, de su familia, novia y amigxs, nuestro protagonista ve como único pronostico la fealdad y desamparo que le promete el sistema penitenciario turco, lleno de desigualdades, injusticias, y prácticamente sin oportunidades para realizarse como individuo. Una muerte en vida.

Lo interesante de esta película es que muestra una realidad que muchas veces no vemos o preferimos no ver. La cárcel es terrible, su miseria queda manifestada en este films, pero mas terrible que la cárcel misma, es la suerte que corren lxs extranjerxs dentro de las prisiones. Un infierno dentro de otro, y a pesar de que nuestro protagonista nunca abandona la esperanza, y eso lo lleva a luchar infatigablemente por su libertad, no deja de ser cierto que, al igual que en la película, el sistema penitenciario turco nos devela una vez mas lo fácil que es estar de un lado -o del otro- del muro.

Recomendamos esta película aprovechando el contexto de agitación social que se vive en Turquía, no pudiendo ser indiferentes con un pueblo que constantemente vive en conflicto, saludando así a todxs lxs rebeldes que se ponen de pie para enfrentar de una u otra forma las injusticias de la miseria y explotación del capital, y que tarde o temprano, al igual que Billy, pueden terminar en las mazmorras de la democracia antiterrorista turca.

Materia: Carcelario
Formato: Archivo Audiovisual
Director: Alan Parker
Guion:
 Oliver Stone
Genero: Drama – Biografico
Producción: Casablanca Filmworks
Año: 1978
Idioma: Español – Turco
Duración: 121 minutos
Pelicula completa: Aqui

Recomendación del Mes: Estruendo

1383911_698418063521455_1438119894_nEstruendo
La asociación ilícita terrorista en la legislación chilena a la luz del Caso Bombas

Por: Biblioteca Autónoma Sante Geronimo Caserio

Han transcurrido 6 años desde que la Prensa, movilizada en conjunto con la Policía de Investigaciones y Carabineros, realizara los allanamientos simultáneos en Santiago y Valparaíso para desbaratar una supuesta Asociación Ilícita Terrorista que habría tenido por motivación atemorizar a la población (o parte de ella) atraves de bombazos en lo que -según el ente persecutor-, para el grupo, serian representaciones simbólicas del Estado, el Capital y la Iglesia. El operativo, monitoreado desde un helicóptero por el ex Fiscal Alejandro Peña culminaba de esta forma con la detención de 14 personas ligadas a entornos anarquistas-antiautoritarios una mañana de Sábado, 14 de Agosto según el calendario cristiano.

Pero lejos de significar el triunfo que esperaba la Fiscalia Sur, junto con el Ministerio del Interior y demases querellantes, el resultado del juicio -que duro varios meses- termino con la absolución de todxs lxs imputadxs -no sin antes haber pasado gran parte de ellxs encarceladxs en distintas prisiones y módulos de máxima seguridad-, que, para sorpresa de muchxs, siempre reclamaron que la maniobra se trato de un montaje policial, donde las tesis de la Dipolcar (Dirección de Inteligencia de Carabineros) fueron apropiadas por la Fiscalia, para llevar a cabo el aniquilamiento de la “escena anarco-libertaria” como le denominaban en sus informes secretos, siendo o no lxs imputadxs lxs autorxs de dichas actividades, pues en el fondo, lo que se deseaba era mandar un mensaje de intimidación a los sectores cercanos a estas corrientes (que por esas fechas se multiplicaban).

El Caso Bombas deja al fin y al cabo, varias enseñanzas. Pese a que el montaje cayo por su propio peso, y significo la victoria en termino jurídicos para todxs lxs procesadxs, deja también la amargura de saber que en términos políticos, el golpe fue tremendo, dejando un antes y un después para la “escena anarco-libertaria” como le denomina la policía a cierto espectro de espacios y compañerxs de lucha. Sin duda que para el Estado el fracaso de esta operación también significa una derrota, pues es evidente la frustración que de este germina, mas cabe preguntarse si el día de mañana, el persecutor no sacara importantes lecciones de este caso, para futuras maniobras represivas, pues, al fin y al cabo, su tarea no se vio realizada (al menos no por completo).

Allí radica la importancia de este libro. De seguro el Poder sabrá tomar la derrota como un sabio maestro… ¿Y nosotrxs que? ¿Aprendimos algo del mal llamado “Caso Bombas”?

Materia: Carcelario
Formato: Libro
Autor: Julio Cortés
Editorial: Libros del perro negro
Año: 2013
Palabras a propósito del Libro: Aqui
Reflexiones acerca del Caso Bombas: Aqui
Informacion Caso Bombas: Acá
108 páginas

Bono Solidario con Claudio Valenzuela

bonoclaudioBono Solidario con el compañero Claudio Valenzuela

El compañero cae detenido el 13 de Septiembre del año pasado tras la marcha hacia el Cementerio General para recordar un nuevo aniversario del 11 de Septiembre, instancia donde tradicionalmente se producen enfrentamientos entre lxs asistentes y policías. A Claudio lo arrestan en este contexto. Recluido en la cárcel-empresa Santiago 1 a la espera de Juicio, se le acusa de porte y tenencia de material inflamable y bombas molotovs.

Al interior de la prision ha escrito varias veces, comunicandose y aportando a la retroalimentacion de diversos entornos en lucha.

Es en estos momentos cuando mas debemos apoyar a lxs rebeldes que se enfrentan a las contradicciones de una vida insumisa. Por eso, desde aquí, todo el apoyo para Claudio, intentando de esta manera hacer que su proceso sea lo mas llevadero dentro de las posibilidades.

Valor del Bono: $1.000 pesos.-

Para mas información sobre el compañero, sus reflexiones y su proceso, pincha Aquí.

Nota: Si deseas adquirir un Bono Solidario con el compañero, no dudes en ponerte en contacto con nosotrxs a través del correo electrónico de la Biblioteca ( bibliotecasantecaserio[@]riseup.net )

Palabras de Claudio Valenzuela para la Actividad “Recuerdos en Revuelta”

Nota: Palabras leídas durante el transcurso de la Actividad Recuerdos en Revuelta. Recordar que Claudio Valenzuela fue detenido el 13 de Septiembre del presente año tras la marcha hacia el Cementerio General para recordar un nuevo aniversario del 11 de Septiembre, instancia donde tradicionalmente se producen enfrentamientos entre lxs asistentes y policías. A Claudio lo arrestan en este contexto. Recluido en la cárcel concesionada Santiago 1 a la espera de Juicio, se le acusa de porte y tenencia de material inflamable y bombas molotovs. Para mas información sobre el compañero y su proceso, pincha Aquí.

Palabras de Claudio Valenzuela para la Actividad “Recuerdos en Revuelta”

Hace dos años atrás estaba en mi casa cocinando cuando por la televisión vi la noticia de que una persona había sido asesinada por un guardia cuanto intentaba, junto a otrxs individuxs, asaltar un banco. Lo que sentí a primera vista fue un pequeño malestar ya que generalmente me pongo contento cuando me entero de la concreción de algún robo, especialmente a un banco, y este, malamente, no era el caso.

Con el pasar del rato y las noticias pude ver la cara de alguien que me había topado varias veces. Estaba claro. Era el Angry.

Lo conocía por su tag, no sabía su nombre, por eso al principio no reconocí quién era cuando lo mencionaron.

El pelaito…me decía, y no quería creerlo. Por la mierda que me dio rabia y el malestar inicial iba mutando en algo peor, más profundo y lleno de tristeza. No quería creerlo.

No fui amigo del Angry, pero lo que logré conocer de él fue siempre un gusto, pude ver que era un compañero bacán, cada vez que alguien necesitaba algo y él podía ayudar, lo hacía, para decirlo en otras palabras, el Angry no le daba color. Era sumamente humilde y amistoso.

Recuerdo que la primera vez que lo conocí fue hace varios años atrás en una marcha animalista que terminó en el Parque Almagro, donde el compañero cantó bajo el nombre de “Palabras en Conflicto”. En ese momento me hizo mucha conexión su música y sus palabras con lo que yo estaba pensando.

Me parecía terrible pulento que hubiera un raperx que promoviera la liberación animal. Algo que por lo que yo sabía, no existía en aquel momento. Además, sus letras contenían críticas, pero no eran lo mismo que otrxs raperxs que había escuchado, que enarbolaban discursos, acá había una crítica mucho más profunda a todo el sistema de dominación, ya no solo a algunas instituciones. Puedo decir que ese día no tuve para comprar el disco que vendía a una luca, pero apenas pude me bajé el disco y me hice aficionado a palabras en conflicto.

Un tiempo después me topé con el pelao en diversos espacios anárquicos y autónomos, como en Sacco y Vanzetti donde lo recuerdo con su feria y la música, junto a su compañerx, también lo ví en Cueto con Andes, en la “casita” o Jhonny Cariqueo, espacio en el cual participaba, me tocó verlo en “Las Torres”, en más de algún conversatorio y en otros lugares que se van en este momento.

Cuando salió el segundo disco de Palabras en Conflicto, llamado “Guerra a la Sociedad”, debo confesar que me gustó muchísimo, incluso sus pistas que para algunxs no eran muy buenas, pero según mi criterio eran instrumentales con sonidos y baterias novedosas. Siempre me quedó dando vueltas el nombre de una de sus canciones: “Nada está saldado”, tiene mucha significancia, para mi esa frase siento que quiere decir que hay cosas inconclusas por concretar y golpes por devolver.

Un tanto antes también me enteré que el compañerx además de ser vegano, despreciaba y no consumía drogas, eso hacía que mi cercanía con el pelao Angry se acrecentara en términos de idea, pues nuestras reflexiones de algún modo se cruzaron.

Siempre lamenté no haberlo conocido más y mejor, pero ciertamente pienso que la imagen que tengo de él es un buen reflejo de la realidad.

Su muerte me dolió mucho, incluso más que la de otrxs compañerxs, que se han ido en el camino de la lucha, y me provoca mucha impotencia las circunstancias de su asesinato. Ojalá en algún momento caiga el peso de la vindicación sobre ese guardia asqueroso y restrero que disparó esas balas por cuidar el dinero que se acumula en los bancos. ¡Ay de lxs que se sienten cumpliendo una gran labor siendo pacxs esclavxs!

Hablando de esto, es inevitable no recordar a Jorge Saldivia, quien también en un intento de expropiación fue asesinado por un guardia bastardo de Brinks, empresa que premia con un bono a quiénes maten lo que para ellxs son “ladrones”. Es por todo esto que acciones como las de Tamara Sol cobran tanto sentido, pues aunque no haya disparado contra el mismo guardia que mató al Angry, son todxs “la misma plata”, pues todxs defienden y sustentan ese tipo de prácticas y sacan beneficiones con la explotación, la usura y la dominación.

Comprendo perfectamente que cuando se toman y concretan decisiones se pueden acarrear riesgos, pero la muerte de tan valiosxs compañerxs nunca pasará inadvertida para mi y muchxs otrxs. Personas como el Angry, independiente de si los conocimos o no, tienen un lugar en mi corazón y son bocanadas de aire limpio en momentos complejos que siempre abundan.

La amnesia debe dejar de ser parte de nuestras vidas, lxs compañerxs que ya no están son parte del reste de la memoria de lucha de quienes han entregado su vida a la confrontación directa con el poder y se han planteado como sus eternxs enemigxs. Es por esto que sabemos de compañerxs de otros tiempos diferentes a los nuestros y conocemos sus historias.

Aprovecho de agradecer a quiénes levantan estas actividades manteniendo vivxs a lxs compañerxs, además haciendo tangible la solidaridad contra las prisiones y sus castigos.

Suerte en la calle y tensionemos nuestras vidas, aunque a veces cuesto y los miedos e inseguridades ganen terreno, seamos fuertes y sobrepongámonos a las adversidades, aunque sea difícil. Pero siempre guiadxs por nuestra propia voluntad y reflexiones, no por comentarios ni presiones. Honestidad ante todo.

Hagamos de este diciembre negro y de todxs los días de nuestras vidas una amenaza contra la autoridad, cargando orgullosxs el peso de nuestras decisiones, compañerxs y prácticas.

Abrazos y cariños para quienes luchan, mucho aguante en la calle

Claudio Valenzuela

Palabras de Ignacio Muñoz para la Actividad GolpeXGolpe

Nota: Palabras leídas durante el transcurso de la Actividad GolpeXGolpe. Recordar que Ignacio Muñoz fue encarcelado el 01 de Agosto del presente año tras ser arrestado en la comuna de Lo Prado en posesión de un artefacto explosivo y propaganda alusiva a lxs detenidxs del ataque al cuartel de la PDI en Noviembre pasado. Para mas información sobre el compañero y su proceso, pincha Aquí.

Palabras de Ignacio Muñoz para la Actividad “GolpeXGolpe”

Últimamente no han sido pocxs lxs individuos que se han visto enfrentadxs al encierro, y, con esto, golpeado a sus seres cercanxs y afines. El aparto judicial impone extensos plazos de investigación y reclusión en centros de detención para lxs que se han enfrentado al orden social de trabajo y muerte.

Es aquí, en estas instancias, que logramos romper con el aislamiento. Las actividades que buscan solidarizar con la situación de lxs prisionerxs forman una parte fundamental de la guerra. Ocupar estos momentos para tensionar es un factor (des)construtivo para los planteamientos personales; hilar fino es una prioridad.

Actualizando mi situación carcelaria; llevo tres meses en el C.D.P Santiago Uno, módulo treinta y tres, donde cotidianamente comparto con Sergio.

Finalmente, me queda agradecer a todxs lxs que juntan manos para hacer esta actividad posible.

La solidaridad es sabernos acompañadxs.
Un abrazo grande.

Ignacio Muñoz
Santiago Uno, Módulo treinta y tres.

Recomendación del Mes: El gran rescate

El-gran-rescate-00000116178108El gran rescate

Por: Paulino Scarfó

El treceavo y el catorceavo capítulo aparecen en el índice jalando la atención hacia ellos. Es que, el hecho de estar titulados del mismo modo y divididos según “puntos de vista”, genera ese nivel de atracción. Ambos capítulos, nominados Operación Vuelo de Justicia están divididos por el hecho de narrarse, el primero, desde el punto de vista de lxs compañerxs encargadxs del rescate de los prisioneros, y, el segundo, desde el punto de vista de los prisioneros rescatados por lxs compañerxs que, desde el exterior, deciden enfrentar la estructura de la Cárcel de Alta Seguridad desde los cielos.

Antes, el libro, de manera inteligente, narra con no menos fluidez y dirección, los detalles y el contexto previo de esta operación. Las decisiones que se toman, las acciones llevadas a cabo, los planes que se manejan, la obtención de los recursos, la llegada de lxs encargadxs…

… La caída de los prisioneros, lo que comparten en prisión, hasta sus conversas y las coordinaciones con sus afines en el exterior, todo, todo parece estar incluido en este texto.

El libro, en fin, está lleno de contenido en lo que se refiere al osado rescate. Es la Cárcel de Alta Seguridad. Es el Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Es la democracia y su sociedad idiota en plena normalidad sin memoria, ni consciencia. Es la persistencia de los rodriguistas. Carcelerxs asustadxs recibiendo balazaos desde el cielo. Compañerxs prisionerxs recuperando, por asalto, la libertad. El poder, ofendido. Lxs combatientes, libres.

De todo aquello puede encontrarse en El Gran Rescate, escrito por Ricardo Palma Salamanca. Uno de lxs fugadxs.

Materia: Carcelario
Formato: Libro
Autor: Ricardo Palma Salamanca
Ediciones: Lom
Colección: Septiembre
Año: 1998
Mas información: Aquí
222 Paginas

Disponible: Folleto en Solidaridad con el Compañero Carlos Gutierrez Quiduleo

portada

Pincha la Imagen para Leer y/o Descargar

Carlos Gutiérrez
Escritos desde la Cárcel de Alta Seguridad

Se permite y fomenta la reproducción, uso y difusión de este material bajo cualquier medio.

Tras seis años desafiando a la inteligencia policíaca con la clandestinidad es que un 28 de noviembre del 2013 nos cae encima la noticia de la reciente detención del compañero Carlos Gutiérrez, enviándonos un claro mensaje de posicionamiento contra el poder, refregando en sus caras los seis años que se mantuvo alejado de los muros de las cárceles al grito de “…¡¡viva la resistencia mapuche, viva la resistencia anarquista!!”.

Con este boletín queremos difundir los escritos/reflexiones de nuestro compañero Carlos Gutiérrez, quien a pesar de ser parte del llamado Caso Security enfrenta un proceso distinto al de los compañeros Freddy, Marcelo y Juan, ya condenados en el mismo caso, esto asociado a que su detención no fue contemporánea a la de los otros tres compitas.

Múltiples acciones, gestos y decisiones acompañan el andar de quienes deciden enfrentar el orden social, subvertir la realidad, la rutina, construyendo una historia de rebeldía e insumisión que no se detiene, acompañada de porfía y convicciones que no se rinden ante el apacible acomodo de una vida de borregxs que nacen para trabajar y consumir, envueltos en el maldito hábito de querer estar más arriba en la cadena de jerarquías que hacen funcionar al Estado/Capital.

Y así la piel se curte, se endurece la coraza de cada guerrerx que ataca y resiste, en el escenario que se encuentre, con caídas y puestas en pie, con contradicciones y firmezas, pero siempre siguiendo la línea del conflicto, creciendo, retroalimentándose, aprendiendo y aportando en la guerra que ya está declarada. Y así se continúa con insistencia, haciendo crecer cada brote de insurrección.

“Por eso seguimos en pie de guerra, con nuestros sueños acuestas, con nuestra historia subversiva, con el puño en alto, esperando zafar de esta cárcel de alta seguridad, para seguir rebelándonos”. -Carlos Gutiérrez.

Contenido:
– Comunicado por el Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia
– Escrito de Carlos Gutiérrez.
– Actividad: Solidaridad a flor de piel.
– Escrito en el marco de la Jornada de Solidaridad Internacionalista.
– A 5 años de la muerte de Mauricio Morales
– Actividad: La idea no muere.
– A un año de la cacería.
– Actividad: Solidaridad a flor de piel.
– A 7 años de la muerte de Matías Catrileo
– Escrito de Carlos Gutiérrez.
– A 6 años de la muerte de Mauricio Morales
– Palabras finales: Libertad al compañero Carlos Gutiérrez.

Palabras finales: Libertad al compañero Carlos Gutiérrez.

La solidaridad cotidiana con cada compañero que se encuentre confrontando al poder y resistiendo el régimen de encierro bajo el que se les intenta someter, es y será siempre parte de nuestra actividad, pues bien sabemos que dentro y fuera de las prisiones se continúa con la guerra, con el combate, ya sea con el bastardx carcelerx, policía o cualquier defensor/a de las jerarquías con las que se mantiene el orden, con las que se intenta hacer perdurar el régimen de las instituciones que cada vez se llevan más encarnadas en las mentes, cuerpos y accionar rutinario de cada engranaje de la máquinaria del Estado/Capital.

Y es así como bajo este régimen se mantienen firmes y dignxs quienes han optado por su una vida de subversión, cada prisionerx de guerra que con sus contradicciones, certezas y claridades mantiene su orgullo revolucionario frente al enemigo, dejando claro que mientras estemos seguiremos siendo su eterna molestia, su eternx enemigx.

Esperamos que este gesto sirva para continuar propagando las ideas contra el poder de nuestrxs compañerxs presxs, siempre entendiendo que ellas son una contribución en la lucha, que tienen sentido cuando sirven para cuestionar, para comprender y para fomentar el debate.

Finalmente enviamos un saludo fraterno al compañero subversivo Carlos Gutiérrez, cada escrito ha sido un aporte en múltiples reflexiones y también en nuestra propia porfía, un aporte a cada postura y por supuesto también para la guerra, las experiencias y la decisión por la confrontación nos entrelaza en este camino, de corazón esperamos tu pronta salida a la calle.

Carlos Gutierrez Quiduleo a la Kalle
Solidaridad Revolucionaria Anarkika
Contra todo tipo de Poder y Autoridad

Ediciones La Idea.
Colectivo Lucha Revolucionaria.
lucharevolucionaria(arroba)riseup.net

Materia: Carcelario
Formato: Fanzine
Autor: Autorxs Varixs
Editorial: La Idea Ediciones
Año: 2015
Precio: $ Aporte Voluntario
20 Páginas